HOUSTON, Texas, a 2 de febrero de 2024 – Sempra Infraestructura, una subsidiaria de Sempra (NYSE: SRE) (BMV: SRE), anunció hoy la firma de un Memorándum de Entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) con el Banco de Japón para la Cooperación Internacional (JBIC, por sus siglas en inglés) para trabajar de manera conjunta en el desarrollo de oportunidades que impulsen la transición energética. A través de este MOU, Sempra Infraestructura y JBIC buscan seguir estructurando proyectos para mejorar la cadena global de suministro de energía a través de gas natural licuado (GNL), hidrógeno, y otros esfuerzos de descarbonización tanto en Estados Unidos como en Japón.

“En Sempra Infraestructura estamos entusiasmados por ampliar nuestra colaboración con el JBIC y esperamos avanzar en proyectos dedicados a reducir la intensidad de carbono en nuestros activos de suministro de energía en Norteamérica,” dijo Justin Bird, Director General de Sempra Infraestructura. “Durante la última década, hemos construido relaciones con clientes y con agencias de crédito para la exportación en Japón y nos emociona expandir nuestra relación con JBIC a medida que continuamos desarrollando proyectos que apoyen nuestros negocios de cero emisiones netas. Esta colaboración nos ayudará a seguir avanzando en nuestra misión de desarrollar infraestructura energética que les brinde a nuestros socios en todo el mundo acceso a energía segura, confiable y asequible.”

La familia de empresas Sempra se ha asociado de diferentes formas con empresas japonesas durante medio siglo. Recientemente, estas alianzas se ven reflejadas en el proyecto Cameron LNG de Sempra Infraestructura, así como en la recién anunciada colaboración con un consorcio japonés, que nos permite evaluar mejoras potenciales en la cadena de suministro de energía para apoyar la descarbonización a través del gas natural sintético, como parte del Proyecto ReaCH4. Adicionalmente, la empresa desarrolla el proyecto de captura de carbono Hackberry, que considera la participación de dos empresas japonesas. Ambos proyectos en desarrollo están ubicados cerca de las instalaciones de Cameron LNG, en Luisiana, Estados Unidos.

Actualmente, el Departamento de Energía de Estados Unidos y el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón, están por implementar un Memorándum de Cooperación (MOC, por sus siglas en inglés) en el ámbito de la captura, el almacenamiento, la conversión, el reciclaje y la remoción de carbono. La intención de este MOU entre Sempra Infraestructura y JBIC, es ayudar a Sempra Infraestructura y a sus clientes en Japón a cumplir con muchos de los objetivos del MOC y ayudar a facilitar futuros esfuerzos de ambos países para avanzar en la descarbonización. Como institución financiera de Japón basada en políticas públicas, JBIC tiene como objetivo seguir apoyando financieramente la creación de oportunidades comerciales para empresas japonesas, así como el de asegurar un suministro estable de energía.

Este MOU es un acuerdo preliminar no vinculante y el desarrollo de cualquier proyecto que esté relacionado con el mismo dependerá del cumplimiento de los acuerdos comerciales requeridos, de que se garanticen y/o se mantengan todos los permisos necesarios, se obtenga financiamiento, así como que se haya alcanzado una decisión final de inversión, entre otros factores y consideraciones.

Acerca de Sempra Infraestructura

Sempra Infraestructura, con sede en Houston, EE. UU., se dedica a contribuir con energía para un mundo mejor desarrollando, construyendo, operando e invirtiendo en proyectos de energías limpias, infraestructura energética, GNL y cero emisiones netas que se espera desempeñen un papel fundamental en los sistemas energéticos del futuro. A través de la fortaleza de sus activos en Norteamérica, Sempra Infraestructura conecta a clientes de todo el mundo con infraestructura de energía moderna para abastecer y transportar energéticos renovables y gas natural, al tiempo que avanza en la captura de carbono y proyectos de hidrógeno limpio. Para más información sobre Sempra Infraestructura, visite www.semprainfrastructure.com/es y nuestras redes sociales.

Este comunicado de prensa contiene declaraciones prospectivas que constituyen previsiones en el sentido de la Ley de Reforma de Litigios sobre Valores Privados (Private Securities Litigation Reform Act) de 1995. Las declaraciones prospectivas se basan en suposiciones con respecto al futuro, implican riesgos e incertidumbres y no constituyen garantías. Los resultados futuros pueden diferir materialmente de los expresados o implícitos en cualquier declaración prospectiva. Estas declaraciones prospectivas representan nuestras estimaciones e hipótesis únicamente en la fecha de este comunicado de prensa. No asumimos ninguna obligación de actualizar o revisar ninguna declaración prospectiva como resultado de nueva información, acontecimientos futuros u otros motivos.

En este comunicado de prensa, las declaraciones prospectivas pueden identificarse por palabras como "cree", "espera", "pretende", "anticipa", "contempla", "planea", "estima", "proyecta", "prevé", "debería", "podría", "haría", "hará", "confía", "puede", "pueda", "potencial", "posible", "propuesto", "en proceso", "construir", "desarrollar", "oportunidad", "iniciativa", "objetivo", "perspectiva", "optimista", "preparado", "mantener", "continuar", "progresar", "avanzar", "meta", "objetivo", "comprometerse" o expresiones similares, o cuando hablamos de nuestra orientación, prioridades, estrategia, objetivos, visión, misión, oportunidades, proyecciones, intenciones o expectativas.

Los factores, entre otros, que podrían hacer que los resultados y acontecimientos reales difieran materialmente de los expresados o implícitos en cualquier declaración prospectiva incluyen: decisiones, investigaciones, averiguaciones, reglamentos, denegaciones o revocaciones de permisos, consentimientos, aprobaciones u otras autorizaciones, y otras acciones por parte de (i) el Departamento de Energía de EE.UU., la Comisión Reguladora de Energía, la Comisión Federal Reguladora de Energía de EE.UU. y otros organismos gubernamentales y reguladores y (ii) los Estados Unidos, México y sus estados, condados, ciudades y otras jurisdicciones, así como en otros países en los que desarrollamos nuestra actividad; el éxito de los esfuerzos de desarrollo empresarial, los proyectos de construcción y las adquisiciones y desinversiones, incluyendo los riesgos en (i) poder tomar una decisión final de inversión, (ii) completar los proyectos de construcción u otras transacciones en el plazo y presupuesto previstos, (iii) obtener los beneficios previstos de cualquiera de estos esfuerzos si se completan, y (iv) la obtención del consentimiento o aprobación de terceros; tendencias macroeconómicas u otros factores que pudieran cambiar los planes de nuestro gasto de capital y su potencial impacto en el crecimiento; litigios, arbitrajes, disputas sobre la propiedad y otros procedimientos, y cambios en las leyes y reglamentos, incluyendo los relacionados con la industria energética en México; las amenazas a la ciberseguridad, incluso por parte de agentes estatales y patrocinados por el Estado, de ataques de ransomware (ataques de software malintencionado o malicioso demandando rescate) a nuestros sistemas o a los sistemas de terceros con los que realizamos negocios, incluyendo la red energética u otras infraestructuras energéticas, todo lo cual se ha acentuado; la disponibilidad, usos, suficiencia y costo de recursos de capital así como nuestra capacidad para obtener préstamos en condiciones favorables y cumplir con nuestras obligaciones, incluso debido a (i) acciones de las agencias de calificación crediticia para rebajar nuestras calificaciones crediticias o ponerlas en perspectiva negativa o (ii) la inestabilidad de los mercados de capital, o (iii) el aumento de los tipos de interés y la inflación; el incumplimiento de contratos y compromisos por parte de gobiernos extranjeros, entidades estatales y nuestras contrapartes; el impacto en nuestra capacidad para repercutir costos más elevados a los clientes debido a la volatilidad de la inflación, los tipos de interés y los tipos de cambio de divisas y los precios de las materias primas; el impacto de las políticas, leyes, normas, reglamentos, divulgaciones y tendencias climáticas y de sostenibilidad, incluyendo las acciones para reducir o eliminar la dependencia del gas natural, el riesgo de no recuperación de activos varados y nuestra capacidad para incorporar nuevas tecnologías; las condiciones meteorológicas, las catástrofes naturales, las pandemias, los accidentes, las averías de equipos, las explosiones, el terrorismo, los cortes del sistema de información u otros sucesos que interrumpan nuestras operaciones, dañen nuestras instalaciones o sistemas, provoquen la liberación de materiales nocivos o incendios o nos sometan a responsabilidades por daños, multas y sanciones, algunas de las cuales pueden no ser recuperables a través de seguros o pueden afectar a nuestra capacidad para obtener niveles satisfactorios de seguros asequibles; la disponibilidad de gas natural, incluso interrupciones causadas por fallas en el sistema de gasoductos o limitaciones en la retirada de gas natural de las instalaciones de almacenamiento;; y otras incertidumbres, algunas de las cuales son difíciles de predecir y escapan a nuestro control.

Estos riesgos e incertidumbres se analizan con más detalle en los informes que Sempra ha presentado ante la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC). Estos informes están disponibles gratuitamente a través del sistema EDGAR en el sitio web de la SEC, www.sec.gov, y en el sitio web de Sempra, www.sempra.com. Los inversionistas no deben confiar indebidamente en ninguna declaración prospectiva.

Sempra Infrastructure y Sempra Infrastructure Partners no son la misma compañía que San Diego Gas & Electric Company o Southern California Gas Company, y ninguna de Sempra Infrastructure, Sempra Infrastructure Partners ni ninguna de sus filiales está regulada por la Comisión de Servicios Públicos de California.